Lemoa Barria

 

Desde al Ayuntamiento de esta localidad siempre se han mantenido contactos con las diferentes instituciones, con el objeto de dotar de mejores infraestructuras viales al municipio. En Lemoa, en el año 2004, se sitúa el último paso a nivel con barreras entre una carretera de categoría Nacional (N -240) y una doble vía de ferrocarril (Bilbao-San Sebastián). Sin embargo, este paso va a cambiar sustancialmente después de que el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia acometan una obra para su eliminación.

Según datos de la Diputación Foral de Bizkaia, en la N-240 a su paso por Lemoa pasan una media de 13.705 vehículos diarios de los cuales, un 20.4% son pesados; por su parte, en el tramo ferroviario, circulan alrededor de 8 trenes/hora en días laborales. La realización de la obra contribuirá a la desaparición de las caravanas, de hasta dos kilómetros, que se llegan a formar cada vez que se bajan las barreras en horas punta. El creciente tráfico, tanto por carretera como por ferrocarril, registrado en dicho punto hacía preciso abordar este proyecto.

En fechas:

17 de mayo de 2004:
  • Gobierno Vasco y Diputación Foral de Bizkaia firman el convenio para eliminar el paso a nivel de Lemoa y construir una nueva estación.Estación vieja
    El Consejero de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco, Álvaro Amann, y el Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao, firman un Convenio de Colaboración entre ambas Administraciones, en el Ayuntamiento de Lemoa y en presencia de la Corporación Local. El objeto de dicho convenio es la financiación del proyecto de eliminación del paso a nivel de la línea de EuskoTren con la carretera N-240 a su paso por Lemoa y la construcción de una nueva estación en ese municipio.
17 de diciembre de 2004:
  • COLOCACIÓN DE LA "PRIMERA PIEDRA" de las obras de eliminación del paso a nivel y construcción de una nueva estación en Lemoa.Colocación de la primera piedra
    El viernes 17 de diciembre de 2004, el Consejero de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco, Álvaro Amann, el Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao y el Alcalde de Lemoa, Francisco Javier Beobide, procedieron a la colocación de la "Primera Piedra" de dichas obras de eliminación del paso a nivel mencionado y de construcción de la nueva estación en Lemoa.
Primeras semanas de 2005:
  • Comienzan las obras con una duración estimada de dos años.

En cifras y datos:

La realización del proyecto supondrá una inversión que supera los 17,4 millones de euros. De este montante, la construcción de la nueva estación ascenderá a más de 3,9 millones. El Gobierno Vasco financiará las obras con 10,4 millones de euros y la aportación de la Diputación Foral de Bizkaia será de 7 millones.

Este conjunto de actuaciones supondrán una mejora sustancial de la vialidad del municipio y del servicio que presta EuskoTren.

La vía de ferrocarril mantiene prácticamente el trazado actual y discurrirá bajo la rotonda. La cota de los andenes se rebajará, por lo que la nueva estación quedará al nivel de la carretera BI-3526.

Rotonda

La realización de una rotonda, mejorará la intersección de las carreteras N-240, BI-3526 y la carretera local de acceso al barrio Durandio y al polígono industrial Zubiate.

Por lo que se refiere a la obra ferroviaria, es destacable el rebaje de la cota actual de los andenes, que quedarán a nivel de la acera de la carretera BI-3526 en la zona de acceso, y su desplazamiento hacia el Este.

Se construirá una rotonda de 22 metros de radio exterior.

El plazo de ejecución de las obras es de 24 meses.

Es posible que, con la realización de esta obra, se incremente la frecuencia de los trenes en ambas direcciones.

SITUACIÓN ACTUAL

LA NUEVA ESTACIÓN Y SU ARQUITECTURA
Estación nueva

En la definición del proyecto, la estación está concebida como un edificio cerrado, de forma sinuosa y totalmente simétrica. El acceso principal de viajeros tendrá un carácter prioritario y los accesos secundarios (local técnico y cafetería) se presentan a ambos extremos del edificio.

La separación entre el exterior y la zona de andenes se establece mediante un cierre translúcido, acristalado con ladrillo de vidrio.

La estación contará de un andén principal. La circulación de trenes se realizará por el interior del edificio; el tráfico rodado de coches y autobuses se efectuará por el exterior, facilitando el intercambio de pasajeros y el control de accesos. Se dispondrá también de un andén secundario, comunicado con el principal mediante dos pasos inferiores ubicados en los extremos de los andenes. Estos pasos estarán provistos de grandes espacios abiertos rodeando las escaleras de acceso, que aportarán la iluminación adecuada y evitarán el efecto túnel, y protegidos del viento, la lluvia y el ruido mediante la prolongación de los cierres acristalados de la fachada.

La nueva estación se alojará bajo una cubierta general, que engloba a los andenes y a un pequeño edificio que albergará el vestíbulo y el cuarto técnico, así como una pequeña cafetería. La nueva estación dispondrá también de un "mango" para la espera de trenes.

Tanto el edificio de la estación como su entorno inmediato están concebidos como un intercambiador de ferrocarril y autobuses, de manera que facilite el tráfico de viajeros entre ambos modos de transporte, sirviendo específicamente al valle de Arratia. Por ello, se ha proyectado una cubierta que engloba, mediante amplios vuelos, tanto la zona exterior de la estación como el interior de la misma, cubriendo los andenes y el acceso exterior desde las paradas de autobuses.

Dos ascensores hidráulicos facilitarán el acceso de las personas.

PROYECTO NUEVO. DURANTE LA OBRA

Durante el periodo de realización de las obras, el mantenimiento del servicio ferroviario, que se efectuarán en vía única, estará garantizado mediante la construcción de un desvío provisional de 833 metros de longitud. Este desvío se realizará, en su mayor parte, sobre la carretera BI-3526. En consecuencia, sólo se podrá circular por ella en una dirección mientras el propio desvío esté en servicio.

La construcción de la variante de la carretera N-240 supondrá también la realización de diversos desvíos provisionales, condicionados por la escasez de espacio.